Comprar

 

Actualmente las formas más habituales de buscar piso son a través de portales inmobiliarios en internet, mediante una agencia inmobiliaria o a través de un Personal Shopper Inmobiliario (PSI).
En el primer caso los portales con mayor oferta inmobiliaria son Fotocasa, Idealista y Habitaclia; todos disponen de buscadores para que puedas seleccionar las características de tu piso ideal.
Las agencias disponen de carteras propias, con la ventaja que conocen todos los detalles de los pisos, por lo que te ahorraras tiempo y estarás asesorado por un profesional.
El Personal Shopper Inmobiliario (PSI) es un profesional especializado en encontrar, entre toda la oferta de agencias y particulares, los pisos que encajen tus preferencias, seleccionar los mejores y negociar su precio por tí.
Si necesitas financiación para comprar tu piso, lo más recomendable es que antes de empezar a visitar pisos te informes de las condiciones hipotecarias en varias entidades o a través de un asesor financiero. Aunque no te decidas todavía por ninguna hipoteca en concreto, lo importante es que dispongas de la información sobre cuanto te puede costar la hipoteca que quieres pagar. Esto te permitirá centrar la búsqueda en precios que se ajusten a tus necesidades. Una vez hayas localizado el piso que te interese será el momento de negociar con la entidad que te ofrezca las mejores condiciones.
A la hora de realizar la compra de un piso, deberás hacerte cargo de varios gastos:

Como posible interesado hay una serie de documentación que podemos consultar y que nos ayudará a asegurarnos que los aspectos fundamentales del inmueble estén en regla. Es el deber de la agencia inmobiliaria o el propietario el tener esta documentación a disposición de posibles interesados:

Una vez firmada la escritura de compraventa el nuevo propietario dispone de 30 días hábiles contados desde la fecha de transmisión para abonar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (I.T.P). El pago de este impuesto deberá hacerse en la Oficina de Hacienda que corresponda al lugar donde se encuentra situada la vivienda que se adquiere, con independencia de cuál sea el lugar donde se ha firmado la escritura de compraventa.
El siguiente paso, una vez abonado el ITP, es presentar la escritura en el Registro de la Propiedad correspondiente para su correcta inscripción.
Es conveniente comunicar a la mayor brevedad posible al administrador o presidente de la comunidad la venta y los datos del nuevo titular.
Por otro lado hay que cambiar la titularidad de los suministros de agua, luz y gas o iniciar las gestiones para solicitar su alta con las respectivas compañías.

Debe ser el nuevo propietario, o la persona debidamente autorizada por éste, el que realice las gestiones para cambiar la titularidad de los suministros o darlos de alta con las respectivas compañías. Será de mucha utilidad contar con las últimas facturas, cédula de habitabilidad, certificados de instalación y boletines.

Consultenos cualquier cosa en relación a los Certificados de Eficiencia Energética.

Enviar mensaje

Consultenos cualquier cosa en relación a los Certificados de 2ª Ocupación.

Enviar mensaje

Vilanova Inmobiliaria utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para mas información lea nuestra Política de Cookies. ×